Cómo mantener una dieta balanceada

Una dieta balanceada o equilibrada es aquella que a través de los alimentos que forman parte de cada una de las comidas aporta nutrientes en las proporciones que el organismo sano necesita para su buen funcionamiento.

Una dieta balanceada debe incluir necesariamente todos los grupos de nutrientes en las siguientes proporciones: 6 porciones diarias de hidratos de carbono complejos; 5 porciones de frutas o verduras; 2 porciones de leche o yogur (o bien, leche de soja enriquecida con calcio); 2 porciones de proteínas, y de 15 a 25 gramos de grasas y aceites.

Los principales puntos clave para mantener una dieta balanceada son:

  • Seguir una dieta balanceada baja en grasas saturadas y grasas transaturadas, colesterol, azúcares agregados, sal y alcohol
  • Equilibrar la ingesta de calorías con el ejercicio.
  • Consumir dos tazas de frutas y 2 y 1/2 tazas de verduras por día.
  • Se recomienda consumir el equivalente a tres o más onzas de productos integrales diariamente.
  • Se deben incluir diariamente tres tazas de leche baja en o libre de grasa o productos lácteos equivalentes.
  • Menos del 10% de las calorías deben provenir de los ácidos grasos saturados.
  • La ingesta de colesterol debe ser de menos de 300 mg/día.
  • La ingesta total de grasa no debe exceder el 20 al 35% de las calorías.
  • Es aconsejable mantenerse lejos de azúcares agregados.
  • Se debe consumir menos de 2.300 mg (aproximadamente una cucharadita de sal) de sodio diariamente, y limitar la sal agregada en la preparación de alimentos.

Seguir leyendo el artículo completo.

Publicaciones Similares

11 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.