El Anticuerpo. Un relato real de un hombre como pocos.

Amigos de cuerpo de gimnasio. Uno de nuestros más fieles lectores, GASTRONAUTA, nos ha hecho llegar un documento que creemos digno de publicar. Se trata de una reflexión profunda de una velada compartida con dos amigos, compañeros de vida y bon vivants.

GASTRONAUTA, siempre serás el escritor del cuerpo de gimnasio.

“EL ANTICUERPO  –  GASTRONAUTA

Si fuéramos políticos en activo nos tacharían de cínicos, desvergonzados y quién sabe si vividores, y todo por gastarnos 250 euros entre 3 en apenas 3 horas.   Por desgracia, para el mundo y para nosotros mismos esto no es así,  no  somos políticos, y no sabemos más que engañar a  nuestras consciencias y a nuestro inmediato entorno para mantener nuestras infelicidades a raya.

Era un 16 de julio tontorrón  e inocente, un viernes de calor pegajoso en la estepa de regadío del valle del Ebro. Tras una inútil ducha me pasaron a buscar por la puerta de casa Mauro Godello y Aleksander Wojtkiewicz.  Entré en el coche y me senté atrás,  no hubo palabras vacías y se llenó el espacio tiempo que compartíamos en el vehículo de silencio, que como unos  tambores de guerra  nos anunciaba lucha sin compasión contra la carne, contra las proteínas y sobretodo contra las dictaduras dietéticas, fueran de izquierdas o derechas.

El steak tartar paso de ser poco especiado a especiado sin más, no nos aportó más que el placer tan ateo de comer carne cruda, de saberse consciente de la inevitable realidad de que hay que matar para vivir, y allí estábamos. Me gustó más a mi que a mis compañeros aquellos huevos poché aliñados con una tortilla de patata,  quizás me pillaron por sorpresa, pues recordaba la  decepción iniciática de unos años antes y a pesar de la recomendación del camarero nos decidimos por una muestra, me sorprendió, me gustó y los volveré a pedir.

Los solomillos eran suficientes, pero nada más que suficientes, la carne era tierna y jugosa sí, y con una cantidad de foie generosa,  pero aquella combinación orgullosamente preparada para conquistar el mundo no explotaba en la boca.  Mauro sabía tanto como yo que ese local había tenido mejores surtidos de carne roja y de foie del que nos habían servido, Wojko engulló más que masticó, dudo que masticara, pues el vino imponía su ley de la gravedad, y  mauro cabeceaba negando y mirando al camarero, quizás con la esperanza de un postre inocente y feliz.  Nos miramos  a la vez y todos supimos lo que ocurría, habíamos cometido un asesinato múltiple: al reino animal domesticado, a nuestro futuro político y a nuestras carteras, y no había valido la pena.

Olivas arbequinas i pan gratis
Agua mineral 3
Steak tartar – 12 x 2 24
Tortilla de patata con huevo poché – 13 13
Solomillo con foie – 3 x 23 69
Sios Selecció 2007  (Costers del Segre) 23
La Montesa 2005 (Rioja) 19
Helado de aftereight – 2 x 6 12
Copa Tokaji 3 Putonyos 8
Cohiba  regata –  12 12
Cohiba open master – 14 x 2 28
Zacapa Centenario 23 años 3 x 7 21
Cubata de garrafón en discoteca 3x 7 21
Total: 253″

Después de un relato así sólo nos queda desear que la inspiración no abandone a GASTRONAUTA.

Etiquetas: RELATO "UN HOMBRE COMO POCOS"


4 comentarios en El Anticuerpo. Un relato real de un hombre como pocos.

  1. RT @cuerpogimnasio: El Anticuerpo. Un relato real de un hombre como pocos. http://bit.ly/9heay3

¿Te ha gustado? ¡comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *